Dejemos de tirar piedras sobre nuestro tejado


PIEDRAS SOBRE MI TEJADO

En espera de una decisión del Tribunal de Estrasburgo, referente a la denuncia que desde el año 2004 está en la mesa de la Comisión Europea de la Competencia en la que se denuncia el supuesto monopolio, la negativa al suministro selectivo de recambios y el abuso en su posición dominante del mercado, algunos fabricantes de componentes ven un filón de negocio en la venta de recambios genéricos que en poco se diferencian en calidad del original y que suponen un ahorro sustancial para el dueño y usuario del reloj, aparte de que él puede decidir quién repara su reloj y no como hasta ahora, que no se le da otra opción y, por tanto, ha de someterse a las exigencias del fabricante que marca los precios,
no dejando espacio al libre mercado. Algunas asociaciones europeas siempre han defendido la posibilidad de llegar a acuerdos con los fabricantes para una venta selectiva de los componentes de los relojes para poder satisfacer así la demanda de los usuarios en cuanto a la elección del profesional que pueda reparar su reloj. Swatchgroup, junto a las marcas que representa, es a día de hoy el principal referente que tiene en cuenta este aspecto y lleva apostando hace tiempo por los relojeros cualificados e independientes y ha creado una red de servicios autorizados de altísima calidad, invirtiendo además en la formación de los profesionales.

Breitling, Hublot, Bvlgari, Rolex y un largo etc. siguen en su negativa de apostar por una red profesional y cualificada de servicios autorizados fuera de su red de distribución y vemos cómo un cliente que compra un Breitling o un Rolex, por poner un ejemplo, ha de desplazarse varios kilómetros para poder cambiar simplemente la correa de su reloj, ya que sólo pueden acceder al artículo a través de un concesionario (el vendedor de relojes) que, en muchas ocasiones -más de las que desearíamos-, no disponen de la más mínima preparación y equipamiento.

Las  asociaciones europeas seguimos defendiendo en Bruselas los derechos del consumidor, de los profesionales reparadores y de las marcas, para poder llegar a un acuerdo en la distribución selectiva de los recambios y que este acuerdo desemboque en un beneficio mutuo.

La previsión en 7 años es que finalicen su etapa laboral legal, cerca de 8.000 relojeros de todo el mundo. El traspaso generacional está creciendo a cuentagotas y las únicas escuelas de relojería existentes no dan para cubrir la demanda existente a día de hoy

 

Como consecuencia, los distribuidores y algunas marcas de prestigio han bajado notablemente sus estándares de calidad y, para lo que hace unos años necesitabas una formación de 30 días mínimo en suiza, hoy con 5 días te dan por apto y ya puedes reparar sus relojes. ¿Consecuencia? Cada día se reciben más quejas de las malas reparaciones que se hacen en centros teóricamente cualificados y, como ocurrió hace años, la imagen de nuestra profesión y la imagen de las marcas de prestigio sufre un importante deterioro.

Sólo hace falta darse una vuelta por algún foro o red social especializada. Las quejas son una constante y damos fe de que gran parte de ellas no todas, están completamente fundadas.

recientes

¿Nos hemos parado a pensar que esto está minando el trabajo que estamos llevando a cabo desde hace años para mejorar la imagen del profesional?

¿Hasta qué punto estas malas prácticas y la negativa del acceso a los recambios a profesionales cualificados está influyendo en la bajada de ventas de relojes de gama media-alta? Aquí está siendo perjudicada toda la cadena fabricante-distribuidor-retailer-CLIENTE-servicio post-venta.

¿No sería más fácil y eficiente crear una red de talleres autorizados externos que diesen un servicio de excelencia al usuario?

quienes2

Se acabó el “todo vale”. Algunas asociaciones dan la oportunidad a sus asociados de modernizar su equipamiento si es necesario, del acceso a la formación, dinamizan el sector con asambleas y foros. Establecen vínculos entre asociaciones e importantes marcas de relojes, trasladan al usuario la información necesaria para que pueda diferenciar a un buen profesional del intruso, recoge las demandas de profesionales, fabricantes, usuarios aportando soluciones. Recomendamos profesionales a quien lo demanda y cada día son más las solicitudes.Suiza, epicentro del mundo de la relojería, lleva tiempo ignorando estas señales que marca el propio mercado y, como consecuencia, actualmente lo están empezando a pagar.

El descenso en las importaciones, la crisis en el Valle del Joux y despidos masivos como en el caso de Richemond o LVMH, pudieran estar siendo la consecuencia de haber estado mirando hacia otro lado. En los años 70 la crisis sacudió fuertemente la industria relojera suiza debido a la implantación del reloj de cuarzo, hoy preocupados por la entrada en el mercado de las nuevas tecnologías y que se vuelva a repetir, se sigue ignorando el hecho de que todo está cambiando, las redes sociales son una herramienta y un arma al mismo tiempo. La confianza del usuario comienza con la seguridad de que el producto que está comprando va a cumplir con un servicio postventa accesible y a la altura del producto. Y a día de hoy el dueño del reloj encuentra más dificultades que facilidades. ¿Estamos tirando piedras sobre nuestro tejado?

El mercado nos está dando la respuesta.

2 de febrero 2017

Manuel Muñoz

Técnico relojero diplomado en Suiza

Posted in Sin categoría

  1. Luis 2 febrero, 2017 /

    Suscribo al 100% tus palabras.

  2. Paulo 2 febrero, 2017 /

    Sem falar que, sem uma assistencia tecnica pos venda, nao havera venda. ( sua banca muito parecida com a minha )

  3. Manu 3 febrero, 2017 /

    Completamente de Acuerdo Paulo

  4. Pedro Alves 3 febrero, 2017 /

    Manu
    É uma luta muito difícil contra os tubarões!
    É verdade que as assistências estão mal formadas ,também existem maus profissionais!
    Ainda mais grave existe tienda com marcas de topo que no evoluir com o tempo só estão interessados nos lucros das vendas,
    Concordo e estou contigo para que o cliente confie cada vez mais em vocês profissionais!
    Pedro alves

  5. Alejandra 3 febrero, 2017 /

    Se puede decir más alto, pero no más claro. ¡Se acabo el todo vale!

  6. Xavier Belmonte 3 febrero, 2017 /

    Bien dicho! 🙂

Share your thoughts

Su dirección de correo electrónico no será publicada.*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies